domingo, 28 de febrero de 2010

El fantasma de Canterville


El fantasma de Canterville
Oscar Wilde
Almadraba

La historia trata de que Sir Simon, el fantasma de Canterville, antes de ser fantasma mató a su mujer. El fantasma de Sir Simon ha sido el terror de los Canterville durante siglos. Los dueños de la mansión y sus criados han vivido atemorizados por los disfraces del fantasma generación tras generación. Pero todo empieza a cambiar cuando los Canterville venden la casa a los Otis, una familia norteamericana que no cree en los fantasmas. De la noche a la mañana, Sir Simon se convierte en la víctima de las bromas de mal gusto de los nuevos propietarios. Sólo hay una cosa que puede salvarlo: que se cumpla la antigua profecía escrita en el ventanal de la biblioteca.

¿Os gustaría conocer a Sir Simon? Pues yo lo recomendaría porque aparte de ser para todos los públicos, este libro tiene su punto de amistad, de tristeza y de intriga. Es un buen libro, yo no puedo creer que en tan pocas páginas haya tanto contenido, pero es posible. Me ha gustado mucho porque el fantasma al final consigue lo que quiere, que es volver al mundo de los muertos. Aunque intente asustar a los Otis, no puede porque ellos lo hacen antes que él. Virginia, hija de los Otis, decide ayudar al fantasma a volver a su mundo. El protagonista es un fantasma muy peculiar porque primero asusta y luego, es asustado. Aunque el mundo de los fantasmas yo creo que es imaginario, la historia de El fantasma de Canterville es muy bonita. Bueno, yo no creo en los fantasmas, pero eso es a gusto de cada uno.

Nota sobre el autor: Oscar Wilde nació en Dublín (Irlanda). Finalizada su formación universitaria, se hizo famoso en Londres por sus obras y por su peculiar estilo de vida. Las comedias, los cuentos, las novelas y los artículos que escribía tuvieron un éxito espectacular. Sin embargo, Wilde se ganó numerosos enemigos, que consiguieron llevarle a juicio y encarcelarle injustamente durante dos años. Al recuperar la libertad se trasladó a París, donde enfermó y murió.

Ismael Pérez Cara, 1º E

No hay comentarios:

Publicar un comentario