martes, 21 de junio de 2011

Coraline

Coraline

Neil Gaiman

Salamandra

A la semana después de mudarse, Coraline exploró su casa nueva. Se encontró con que una de las catorce puertas que había estaba tapiada y cerrada. Cuando consiguió atravesarlas, se encontró con un pasadizo que llevaba hasta una casa muy parecida a la suya, pero con algunas diferencias: sus padres eran muy similares pero tenían unos rasgos terroríficos; tenían más tiempo para ella y comían escarabajos. Sus padres falsos querían que se quedase con ellos y nunca volviera a su verdadera casa. Coraline quería volver. Ella y su malvada madre hicieron una apuesta, si ganaba Coraline podría volver y si no, se quedaría allí para siempre. ¿Logrará Coraline ganar la apuesta? Este reto acarreará graves peligros para Coraline.

Este es un libro en el que la imaginación como herramienta principal hace posible una historia increíble. Aviso: este libro te puede dar muchas sorpresas.

María Porras Alcón, 1º BX

No hay comentarios:

Publicar un comentario