martes, 24 de enero de 2012

El conde de Montecristo

El conde de Montecristo
Alejandro Dumas
emecé



Un hombre inocente es llevado a la cárcel porque, sin intención de hacerlo, se mete en los asuntos de sus mayores y por ser enemigo de mala gente que quiere hacer daño. En la cárcel conoce a un hombre al que todo el mundo tiene por loco. Pero en realidad está perfectamente. Cuando se va a morir, le cuenta al protagonista que en la isla de Montecristo hay un gran tesoro. Este consigue escapar de la cárcel y va a por el tesoro. Cuando lo encuentra, vuelve a su pueblo y recompensa a los que, en su ausencia, han intentado que prevalezca la justicia. Cuando los hombres buenos han sido recompensados, empieza con los malvados…


Yo había leído una versión infantil de este libro y me gustó. Pero el libro real es genial, muy interesante.

María Martínez Alcaraz, 1º B

jueves, 12 de enero de 2012

El ponche mágico


El ponche mágico
Michael  Ende
SM

Belcebú Sarcasmo era consejero secreto de Magia, era un hombre alto y esquelético y vivía en Villa Pesadilla. Tenía el defecto de que no lograba sacar sus encargos de pócimas a tiempo. Él había hecho un pacto con su Excelencia Infernal por el que a cambio de sus poderes, tenía que hacer un montón de cosas malas en la Tierra, pero no había cumplido con ello y habían mandado al sr Oruga para reclamarle y este le dice que si no cumple con lo acordado será secuestrado. Sarcasmo tenía un gato, que en principio entró de espía mandado por el Consejo Superior de Animales y se llamaba Maurizio; pero el hombre lo trató tan bien que ya no recordaba a qué había ido a la casa. Aquel día recibieron la visita del cuervo Jacobo de su tía la bruja Tirania, que llegó para anunciarle la visita de ella. El cuervo era también un espía de los animales y él y el gato se quedan escuchando la conversación de la bruja y Sarcasmo. La bruja Tirania, a quien también había visitado el señor Oruga, quería la mitad de un pergamino que tenía Sarcasmo y le ofrece dinero por él; pero sarcasmo no quiere dinero, quiere que le diga qué lleva ese pergamino. La bruja le dice que lleva la receta de un ponche que hay que tomar la noche de San Silvestre. Es un ponche muy poderoso, por cada trago se cumple un deseo. Pero tiene la propiedad de que lo que se pide se transforma en lo contrario. ¿Conseguirá el ponche resolver sus problemas y evitar que les pongan el sello del secuestro?

Lo recomiendo porque es una historia divertida.

Eva Pérez Escudero, 1º B