martes, 18 de junio de 2013

"El maestro de esgrima", de Arturo Pérez Reverte

El maestro de esgrima es una obra escrita por Arturo Pérez-Reverte en 1988, esta obra fue una de las que catapultaron al autor al reconocimiento literario.
Esta obra es una novela que mezcla novela histórica, policíaca y de espionaje, ya que reparte la estructura del libro entorno a la descripción histórica del Madrid galdosiano, una serie de crímenes y una trama de traición y chantaje.
Esta novela trata diversos temas relacionados con un cambio en la sociedad, lo tradicional deja paso al progreso y la modernidad, cambian también los ideales alejados del honor y la caballerosidad, como la mentira, el chantaje, el espionaje o la avaricia. Otro tema fundamental es la crítica al cambio de poder que se produce, y es que el dinero se convierte en amo y señor del mundo pudiendo hacer todo lo que se propone en manos de las clases más adineradas, aparecen también la crítica a la corrupción política y la mención al amor no correspondido.
El libro comienza describiendo la sociedad de aquella época llena de escándalos, revoluciones y tramas políticas. Un viejo maestro de esgrima, Jaime Astarloa, se resiste a dejar la tradición e imparte clases de esgrima a la nobleza local. Su calmada vida se ve interrumpida cuando una joven, Adela de Otero, le pide que le enseñe una estocada creada por el maestro, llevando al viejo esgrimista a debatirse entre el cambio o seguir sus normas. Semanas después y tras aprender la estocada deja repentinamente las clases y se va a con el Marqués de Alumbres amigo del maestro. Un paquete y una serie de cadáveres desataran la trama principal.
En la obra intervienen dos personajes principales:
Jaime de Astarloa: encarna al caballero tradicional literario por su ideal caballeresco y la firmeza de sus convicciones, es honrado y fiel a sus principios, es un personaje de otro tiempo que aunque no se sienta cómodo con los cambios se ve obligado a tomar partido en la trama.
Adela de Otero: personaje antagonista de la obra, mantiene valores e ideales pero los utiliza según su conveniencia, se trata de una mujer misteriosa reticente a dar cualquier dato sobre sí misma, la única capaz de quebrantar la guardia de Jaime de Astarloa.
Secundarios:
Luis de Ayala(Marqués de Alumbres): constituye un claro ejemplo de la nobleza del sXIX, amante de las fiestas, el dinero, el juego, las aventuras amorosas y con una formación académica muy pobre, aunque tiene ciertos conocimientos. Termina siendo víctima de sus defectos.
Grupo de amigos del bar” El progreso”: un grupo de madrileños que retratan la sociedad de la época, el debate entre los que no piensan en política, los católicos  monárquicos y los republicanos anticlericales. A lo largo del libro exponen todo tipo de argumentos que defienden cada punto de vista.
Jenaro Campillo: inspector de policía que interviene en la trama, retrata la incapacidad de la justicia, a veces, de cumplir su deber con asuntos políticos de por medio.
El autor utiliza un léxico sencillo durante la obra lo que la hace fácil de leer y asequible para todos los públicos, la descripción es un elemento fundamental del autor, realiza detalladas descripciones del entorno y los personajes cada vez que aparecen para incluir un retrato más preciso de cada uno. Es un libro de tono narrativo ya que es una novela y destaca también la objetividad de la narración de la historia.
Considero que el mensaje que puede transmitir este libro es la intemporalidad del cambio de paradigma social y cultural que se sucede cada cierto tiempo y el miedo a dejar atrás lo cotidiano para adentrarse en lo innovador, también la pérdida de valores por parte de las nuevas generaciones y la existencia histórica de la corrupción, todo ello para que nos planteemos poder cambiar en el futuro, adaptarnos a la situación y luchar por lo que creemos correcto.
Por la facilidad de leerlo me parece un libro muy ameno y del cual no te llegas a cansar, a nivel de historia la primera parte me parece demasiado lenta ya que retrata la situación política y social y cuenta la vida de Jaime Astarloa, todo ello sin mover la trama principal, a partir de la mitad del libro el argumento comienza a acelerar hasta tal punto que la última parte me ha parecido rápida, se podría haber extendido añadiendo más acción final aunque claro está que no podía acabar de otra forma, ya que desde el principio intuyes lo que Jaime conseguirá al final de la obra.

Como retrato de la sociedad me parece muy buen libro, y la trama principal tiene una gran variedad de sucesos y giros repentinos, lo que no te lleva a la monotonía. La intriga en torno al misterio y los crímenes te mantienen muy interesado, por último recomendare este libro a todo aquel que le guste la historia y las tramas políticas y los crímenes. 

Sergio Lumbreras Castro, 1º Bachillerato

No hay comentarios:

Publicar un comentario