martes, 18 de junio de 2013

"Saber perder", de David Trueba

Saber perder es una novela del español David Trueba que fue publicada en 2008 y recibió el Premio Nacional de la Crítica ese mismo año. Podríamos considerarla un drama pues el libro nos narra con total verosimilitud los reveses que tenemos que superar  las personas para avanzar en nuestras vidas, pero también los pequeños placeres que ésta nos da.
La novela nos cuenta la historia de cuatro personajes que consideramos principales y en cada capítulo uno es el protagonista. Ellos son Ariel, Sylvia, Lorenzo y Leandro. Sylvia es una adolescente que se queja permanente de la vida que lleva, pues no le parece lo suficientemente apasionante, hasta que un día sufre un accidente que hará que su destino cambie en otra dirección y llegará a llevar, según ella lo concibe, una doble vida. El autor del atropello es un futbolista argentino llamado Ariel Burano que fortuitamente y casi sin quererlo se enamora de la adolescente. Por otra parte tenemos a  Lorenzo, el padre de Sylvia, quién vive atormentado durante un tiempo por algo que ha cometido y también se queja de su vida porque su mujer lo abandonó y él no cree que este haciendo todo lo posible por atender a sus padres y su hija. La abuela de Sylvia cae enferma y serán entonces Sylvia, Lorenzo y Leandro, su marido, quién se encarguen de apoyarla y cuidarla. Al mismo tiempo Leandro intenta descubrir cosas nuevas y salir de la rutina visitando un burdel alejado de su casa que le traerá muchos problemas, incluso con la justicia, pero en el que él se sentirá diferente, querido.
Aparecen además otros personajes que ayudarán e intervendrán en el desarrollo de la acción, cómo Osembe, prostituta a la que acude Leandro, Daniela, a la que Lorenzo estará muy próximo, y cómo no Mai, mejor amiga y confidente de la joven protagonista.
Me parece muy real la manera en la que él autor plantea las dificultades con la que se encuentran los protagonistas de manera que sean creíbles totalmente, además es un libro sencillo y muy directo que nos llama a la reflexión sobre nuestra propia vida sabiendo que muchas veces nos toca perder y debemos estar preparado para ello pues de todo se sale.
En general el libro me ha gustado bastante y me ha enganchado la lectura pues me invadía la curiosidad de saber cómo finalizarían los baches por los que pasaban los personajes. Además se expone el contraste de historias de personas de diferentes edades y de diferente carácter y gracias a esto podemos ver cómo influyen los años de experiencia en las decisiones.
Se habla en todas las historias de las desilusiones y el fracaso, pero a pesar de ser un libro triste lanza un mensaje esperanzador al lector. Sin embargo no todos son puntos positivos, pues para mi gusto a veces se ralentiza la acción dando demasiadas vueltas sobre sucesos que no tiene mucha importancia o proporcionando detalles para nada significantes (sobre todo en lo relativo al club de fútbol al que pertenece Ariel).

El mensaje que este libro nos desvela podría ser el siguiente: Hay que saber aprender de las pérdidas.

Andrea Castellanos Moreno, 1º Bachillerato.

1 comentario:

  1. Parece una gran opción para leer este verano, una pena ese último punto negativo, no me agradan los libros que «marean» la acción. Aún con todo será uno más de mi lista Kindle.

    ResponderEliminar