domingo, 29 de noviembre de 2015

El pequeño vampiro

-->

El pequeño vampiro
Angela Sommer-Bodenburg
Alfaguara


A Antón le gustaba leer libros y cuentos sobre vampiros y hasta creía en ellos. Sus padres se reían del pobre Antón, que un día se quedó solo en casa y de repente apareció un vampiro en su ventana. Al principio se asustó, pero conforme iba pasando el tiempo se iban haciendo amigos.

Un día Rüdiger, que así se llamaba el vamiro, apareció dispuesto a llevar a Antón al cementerio… ¡volando! Antón se asustó mucho, pero luego le empezó a gustar. En el cementerio se encontraron con el guardián, pero lo esquivaron con sigilo y llegaron a la cripta Schlotterstein. Al día siguiente Antón se despertó tarde y olía a su comida favorita, la cual preparó su madre para hablar largo y tendido con Antón, pero Antón no comió.

Pasaron cuatro semanas y Rüdiger le presentó a su hermana Anna, que estaba enamorada de Antón, y le prestó uno de sus famosos libros. A la semana siguiente volvió sola diciendo que Rüdiger estaba enfermo. Fueron a visitarlo y se encontraron con el mayor de los hermanos Von Schlotterstein. Jugaron a un juego pero acabó pronto porque Lumpi se enfadó. Volvieron a casa Anna y Antón y de camino surgió una conversación incómoda, trataba de lo que sentía Anna por él. Llegaron tarde y Antón tuvo que mentir a sus padres para que no se enteraran de que conocía a tres vampiros. Esa misma noche había soñado que lo convertían en vampiro. Al día siguiente quedó con Anna para tomar café el miércoles siguiente y ese día aparecieron Anna y Rüdiger pintados para no parecer vampiros. Fueron sin comer y se tuvieron que ir pronto.

Me ha gustado mucho, pero es muy repetitivo, siempre iban los vampiros a casa de Antón y corrían aventuras juntos que siempre acababan igual.

Pablo Martínez, 1º AX

domingo, 8 de noviembre de 2015

Los espejos venecianos

Los espejos venecianos
Joan Manuel Gisbert
Edelvives

Un día Giovanni Conti decide ir a Padua a estudiar en la universidad con el profesor Giacomo Amadio. Al llegar Padua se aloja en una lúgubre habitación situada al lado del palazzo Balzani, y a partir de ese día Giacomo decidió investigar un poco sobre la maldición de los Balzani. A los pocos días descubre que la maldición que les habían echado no se cumplió porque Beatrice Balzani, la última de su sangre, no llegó a morir, sino que desapareció misteriosamente.

Este libro me ha gustado mucho porque tiene mucha intriga y nunca sabes lo que va a pasar, hasta que lo lees.

José Manuel Gómiz Ballester, 1ºAX

viernes, 6 de noviembre de 2015

Exposición Día de la Biblioteca


“Leer en tiempos difíciles”
(Bibliotecas sin fronteras)

Exposición de trabajos de los alumnos para conmemorar el Día de la Biblioteca



sábado, 17 de octubre de 2015

Día de la biblioteca. "Leer en tiempos difíciles"


El próximo viernes 23 de octubre celebraremos el día de la biblioteca con el tema

“Leer en tiempos difíciles”
(Bibliotecas sin fronteras)



Homenajeamos con ello las iniciativas solidarias que facilitan la compañía de la lectura en situaciones dramáticas como la que sufren, por ejemplo, los desplazados en campos de refugiados.

Además de las exposiciones de trabajos, tenemos prevista la actividad Un libro solidario, que consistirá en la donación de un libro de literatura juvenil a la biblioteca del centro por parte de los alumnos y de los profesores. Estos libros se recogerán durante el recreo en una mesa situada en el vestíbulo principal.


Dejamos aquí algunos enlaces que pueden ser de interés para preparar actividades de clase:





domingo, 17 de mayo de 2015

Callejón sin salida



Callejón sin salida
Gemma Lienas
SM

Un niño llamado Ramón un día no tenía dinero y no podía invitar a sus amigos. Decidió meterse en el negocio de la droga con sus amigos Quim, Lolo y Cachas. Un día la policía les pilló y tuvieron que huir, Lolo se llevó un disparo. Fueron a casa de Macarena, llamaron a un médico que le sacó la bala. Ramón vendía la droga en clase. Un día, cuando Ramón salía de casa de Macarena empezó a correr con su moto y tuvo un accidente. Entró en la UVI y todos sus compañeros estaban muy tristes.
El libro me ha gustado, pero el tema de que se meta en las drogas no me acaba de gustar del todo. Tiene un final muy triste y casi te hace llorar.

Alejandro Martínez Zapata, 1º E

martes, 12 de mayo de 2015

La frontera negra


La frontera negra
Silvestre Vilaplana
Algar

Todo comienza cuando entierran por error a una persona viva y con un sinfín de casualidades y mensajes ocultos. 

Mientras Anrade cuenta sus visiones a Silvia, la madre de Darius, quien ha desaparecido, el señor Goldman e Isaac continúan cerrando fronteras. En la sexta Goldman muere y Isaac se enfrentará solo a la séptima. El policía que investiga el caso de Darius es enterrado vivo y uno de los testigos sobre el paradero de Darius es brutalmente asesinado. Isaac está dispuesto a cerrar la frontera negra, Anrade y Silvia se unen a él. La frontera negra mata a Isaac y las voces de la cabeza de Anrade le impulsan a salvar a Darius de su madre interponiéndose entre el puñal y Darius. Anrade despierta en un hospital psiquiátrico donde le acusan de asesino y le diagnostican una esquizofrenia.

El libro me ha encantado, pero el final es un poco ilógico y no da ninguna explicación sobre Silvia, Darius y el futuro de la humanidad.

Guillermo González, 1º F

lunes, 9 de febrero de 2015

La zapatera prodigiosa


La zapatera prodigiosa
Federico García Lorca
Alianza Editorial


La zapatera es una mujer joven casada con su marido por conveniencia. Por eso su actitud hacia el zapatero no es de ternura. En el pueblo la gente habla mal de esta joven y por lo tanto la zapatera tiene muy mala fama y solo le tiene cariño al "Niño".

   El zapatero es infeliz, se casó con la zapatera a los cincuenta años, es un hombre bueno y pacífico que trata bien a su mujer aunque se deja llevar por la opinión de los demás. Es bastante generoso con todo el mundo.

   El niño habló con la zapatera y le dijo que su marido se había ido. La zapatera tenía que seguir trabajando igual en la taberna que puso en la zapatería. El alcalde y otros pretendientes le tiraban muchos piropos, pero ella no hacía caso. Pasó un tiempo y apareció un titiritero que era su marido disfrazado y mientras que hablaban la zapatera se da cuenta de que quiere a su marido y lo echa de menos. El zapatero, haciéndose pasar por titiritero extranjero también se da cuenta de lo mucho que quiere a su mujer y al final se quita el disfraz y le pide perdón por haberla abandonado.

Christina Feijoó Beltrán, 1º E